El 16 de enero marcó el aniversario número 26 de los Acuerdos de Paz de Chapultepec, que terminó con la guerra civil en la que vivió El Salvador durante  12 años. Aunque los Acuerdos de Paz son exclusivos de El Salvador, el alcance y las implicaciones del acuerdo para crear una paz duradera comienzan con la inversión en el futuro de nuestros niños.

Casi 26 años después de la firma de los acuerdos de paz, El Salvador es uno de los muchos países que aún enfrenta desafíos profundos relacionados con la violencia y el desarrollo infantil. Los estudios han demostrado que los programas que tienen como objetivo enseñar a los jóvenes cómo desarrollar habilidades necesarias para tener éxito en el mercado laboral mantienen a los niños fuera de las calles y, como resultado, los hace menos susceptibles a la influencia de las pandillas. Nuestra intervención en los centros de cuidado infantil se enfoca  en combatir este problema continuo proporcionando a los niños en situación de vulnerabilidad los recursos internos necesarios para convertirlos en miembros educados y productivos de la sociedad.

El apoyo de Niñez Integral a los centros de cuidado infantil  (CBIs y CDIs) de recursos limitados del gobierno salvadoreño es solo una de nuestras mayores inversiones en el futuro de los niños, pero aún hay mucho trabajo para hacer. Los estudios demuestran que la atención en primera infancia  de alta calidad no solo es importante para el desarrollo saludable de los niños, sino  también tiene importantes beneficios económicos y sociales. Juntos, invirtiendo en la  primera infancia, podemos construir un futuro más pacífico y próspero.