Del 3 al 6 de abril, nuestra fundadora y directora ejecutiva, Karen Spencer, y la directora de programa Meghan López presentaron en el Segundo Simposio Global Both Ends Burning. Durante cuatro días en Los Ángeles, 98 personas de 25 países se reunieron para discutir grandes ideas para proteger a los niños vulnerables. Niñez Integral tuvo el honor de ser una de cinco organizaciones no gubernamentales que presentaron historias de éxito, así como ideas innovadoras para los próximos pasos.

Niñez Integral presentó durante dos días con dos enfoques muy diferentes. El primer día compartimos nuestra experiencia trabajando para mejorar la calidad del cuidado para los niños vulnerables que viven en orfanatos, los éxitos resultantes del desarrollo infantil mejorado y nuestras lecciones aprendidas.

El segundo día nos pidieron compartir una Gran Idea: ¿Cuál creemos que sería una forma innovadora de mejorar el bienestar de los niños que viven fuera del cuidado familiar? La gran idea de Niñez Integral es mejorar la calidad de cuidado de los orfanatos existentes y luego trabajar con los que tienen la mayor capacidad involucrándolos para que puedan convertirse en centros de servicios sociales. Centros que además de proveer cuidado residencial de alta calidad, brinden servicios extensivos para el fortalecimiento familiar, educación familiar, administración de casos, supervisión de hogares de acogida, apoyo y supervisión de reunificación familiar, vinculación con servicios locales, etc. Con este modelo, los niños podrían moverse más rápido y, lo más importante, de forma más segura al cuidado familiar supervisado y apoyado cuidadosamente.

Este enfoque también es emocionante porque se puede implementar hoy. Una de las grandes barreras para cambiar a los niños al cuidado familiar es encontrar los fondos. La participación de los orfanatos existentes elimina uno de los principales obstáculos para la transición a un enfoque basado en la familia. Es una gran idea, sin duda, pero podría cambiar la forma en que se cuida y apoya a los huérfanos, los niños vulnerables y sus familias.

Both Ends Burning fue una gran oportunidad para conocer colegas con ideas afines de todo el mundo y obtener nuevas perspectivas sobre la necesidad de nuestro programa y otras ideas de todo el espectro del cuidado para huérfanos y otros niños vulnerables.